Volvo 7900 S-Charge

LA ELECTROMOVILIDAD, BAJO OTRO PRISMA

Volvo Buses se enorgullece de presentar la última incorporación a su gama de movilidad eléctrica. Utiliza el servicio conectado de gestión de zonas y puede funcionar en modo exclusivamente eléctrico en paradas de autobús, cocheras y zonas definidas de cero emisiones. Y todo ello sin necesidad de ninguna infraestructura de carga. Diseñado sobre la base de nuestra línea motriz totalmente híbrida, que cuenta con un historial de excelencia que se remonta ya una década atrás, permite ahorrar combustible y reducir emisiones de forma sustancial. Con las mismas fiabilidad y calidad de siempre, la función de autocarga y la flexibilidad constituyen toda una novedad. Al igual que el nombre. Le invitamos a explorar el Volvo 7900 S-Charge.

CAPACIDADES DE CERO EMISIONES

El Volvo 7900 S-Charge es un vehículo eléctrico híbrido. Se trata de un autobús eléctrico con autocarga que puede funcionar con electricidad o como los llamados híbridos suaves. Puede llegar a las paradas de autobús, quedarse al ralentí y salir de las paradas sin hacer ningún ruido y sin contaminar. Y en zonas definidas puede funcionar en modo totalmente eléctrico durante hasta un kilómetro a una velocidad máxima de 50 km/h.

AHORRE COMBUSTIBLE Y PROTEJA EL MEDIO AMBIENTE

La mejor forma de reducir las emisiones es ahorrar combustible, y eso es precisamente lo que ofrece el Volvo 7900 S-Charge. El consumo de combustible y las emisiones de CO2 se reducen hasta en un 39%. Si incluimos el NOx y las partículas, las emisiones se reducen cerca del 50 %.

NÚMERO 1 EN TIEMPO DE ACTIVIDAD

Los resultados de tiempo de actividad del Volvo 7900 S-Charge son mejores que los de cualquier otro autobús híbrido, a la par con los del mejor autobús diésel. Por ello se sitúa en el primer puesto en las clasificaciones de los transportistas más exigentes y de las agencias de transporte público de las principales ciudades.

TODA UNA REVOLUCIÓN EN CUANTO AL RENDIMIENTO DE LA CONDUCCIÓN

La Dirección dinámica de Volvo elimina la mayor parte del esfuerzo que implica conducir un autobús. Reduce en gran medida la tensión y las lesiones en cuello, hombros y brazos, contribuye a mejorar significativamente el lugar de trabajo de sus conductores y lo hace más reconfortante.

OBJETIVO: CERO EMISIONES

Si por algo destaca el Volvo 7900 S-Charge es por su capacidad de autocarga, que le permite funcionar sin necesidad de infraestructura de carga. Esto significa que puede sustituir a autobuses impulsados por gas y diésel en cualquier ruta, al instante. Si utiliza la gestión de zonas de Volvo, puede definir zonas de cero emisiones y zonas de seguridad para reducir aún más el impacto medioambiental del vehículo, así como el riesgo de accidentes. Con todo conectado y automatizado para beneficio de su ciudad.

Ver más
Nuestras Cookies...
Cerrar

Este sitio utiliza cookies y analíticas de dispositivos para darte la mejor comunicación y experiencia posible. Al cerrar este aviso, aceptas nuestro uso de cookies y análisis.
Obtén más información aquí.