23 octubre, 2019

Redes eléctricas

Transición energética

Transición energética

El sector eléctrico se enfrenta a una transición marcada por los tres pilares que sustentan las decisiones de la política energética en la Unión Europea: la descarbonización, la digitalización y la descentralización.

Estas tendencias están promovidas por la evolución tecnológica, por los objetivos dereducción de emisiones de gases contaminantes y por un rol cada vez más activo del consumidor en la toma de decisiones sobre cómo quiere consumir su energía.

Con el impulso del autoconsumo de energía, a través del cual un consumidor doméstico, empresarial o industrial de cualquier tamaño introduce en su matriz eléctrica la instalación de paneles fotovoltaicos, una microcogeneración o la batería de un vehículo eléctrico como instrumento para el almacenamiento de energía, comienza una nueva forma de entender el consumo de electricidad.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (2021-2030) (PNIEC), aprobado en febrero por el Gobierno de España y remitido a la Comisión Europea, define objetivos relacionados con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), la incorporación de energías renovables y la mejora de la eficiencia energética en un 39,6%

Para las empresas eléctricas tradicionales y los nuevos operadores, están surgiendo oportunidades de nuevos negocios e importantes retos de adaptación, aunque aspectos como el transporte de la energía toma especial importancia y requiere de una legislación específica que aún hoy se está estudiando.


Temas relacionados


Post recientes

Nuestras Cookies...
Cerrar

Este sitio utiliza cookies y analíticas de dispositivos para darte la mejor comunicación y experiencia posible. Al cerrar este aviso, aceptas nuestro uso de cookies y análisis.
Obtén más información aquí.