23 octubre, 2019

Diversificación energética

Diversificación en América Latina

Diversificación en América Latina

Mientras el Caribe prepondera su generación a partir de hidrocarburos, Sudamérica basará su generación en el factor hidroeléctrico. Las renovables empiezan a figurar en el conjunto de las tecnologías generadoras de electricidad.

Hace escasos meses, un informe denominado ¡A todas luces! reveló que la región latinoamericana está entre una de las zonas de mayor demanda de energía eléctrica, por encima del promedio a nivel mundial. Este informe centra su análisis en tres ejes: el cálculo del volumen de crecimiento de la demanda hasta el 2040, la proyección de la matriz de generación de electricidad por cada fuente de energía y la determinación de los requerimientos de inversión por fuente.

Uno de los hallazgos más significativos del reporte es que, “para el 2040, la generación de electricidad duplicará con creces la de 2016 y se producirá a través de fuentes más limpias. Durante las próximas dos décadas se espera un cambio en la matriz de generación, con la energía hídrica y el gas natural aún a la cabeza (con porcentajes del 45 y el 23%, respectivamente), pero con una creciente participación de las energías renovables no convencionales (pasando del 2% en 2014 al 11% en 2040) y una disminución en la participación del fuelóleo y el carbón”.

El estudio incluye aspectos tan importantes como las redes de transmisión. En este sentido, la región necesitará invertir entre 51 y 79 mil millones de dólares en nuevas redes eléctricas. Esto se traduce en un rango de 335 mil a 553 mil km, según la tendencia que la demanda siga en las próximas décadas.


Temas relacionados


Post recientes

Nuestras Cookies...
Cerrar

Este sitio utiliza cookies y analíticas de dispositivos para darte la mejor comunicación y experiencia posible. Al cerrar este aviso, aceptas nuestro uso de cookies y análisis.
Obtén más información aquí.