23 octubre, 2019

Descarbonización

Descarbonización del transporte urbano

Descarbonización del transporte urbano

Tras la Semana Europea de la Movilidad, celebrada recientemente, el programa Compromiso Madrid contó con la presencia de representantes del Foro de Empresas por Madrid, poniendo a debate el papel que tiene el sector privado en la descarbonización del trasporte urbano.

A la hora de lograr un modelo de movilidad sostenible, las administraciones locales no son las únicas implicadas. También las empresas pueden y deben fomentar cambios de hábitos entre sus empleados en relación con el transporte público. De este modo, podrán contribuir a que las emisiones de carbono producidas por el transporte en la ciudad sean más bajas, así como mucho más saludable para los habitantes y para el entorno.

“Las empresas movemos en Madrid cerca de cuatro o cinco mil personas a diario”, ha asegurado Juan Manuel Cruz, director de relaciones laborales de Acciona, quien ha incidido en los beneficios de las compañías a la hora de facilitar que sus trabajadores opten por modos de transporte más sostenibles. Entre las soluciones se barajan alternativas como compartir vehículo, utilizar el transporte público o la bicicleta, así como conducir coches o motos eléctricas.

Según Ángel Fraile, de Endesa, el teletrabajo es otra medida que se suma a las alternativas en pro de ciudades más limpias y sostenibles. También añadió la posibilidad de facilitar el uso de coches eléctricos, con planes de incentivos y ahorro en los costes. “Una vez que uno lo prueba se convierte en el mayor embajador de la movilidad sostenible”, ha dicho en relación a la movilidad eléctrica.

Por su parte, Ignacio Ramos, de la dirección de comunicación y consultoría de la EMT, ha alegado que “hay ayudas para pymes que no saben por dónde tirar”. “Nosotros empezamos a premiar en 2007 estas pequeñas iniciativas de empresas —a través de los premios Muévete Verde— para el cruce de ideas. Y la cámara de comercio de Madrid puede ser un gran aliado para estas empresas que a lo mejor quieren emprender iniciativas, pero no saben cómo”.

Fuera del ámbito laboral, muchos expertos coinciden en que está habiendo un cambio cultural entre los ciudadanos, algo que es, además, generacional, pues los jóvenes de ahora ya no encuentran tan atractivo tener un coche como sí lo hacían los “babyboomers” o los millennials. De hecho, mucha gente de Madrid estaría en contra de volver a tener tráfico en áreas peatonales como Fuencarral. También el servicio de BiciMad se ha consolidado: los vehículos empiezan a entender que la convivencia entre coches y bicis es natural.

Volvo, con su Volvo 7900 Híbrido, se suma a las empresas que miran por el medioambiente y la descarbonización de las ciudades.


Temas relacionados


Post recientes

Nuestras Cookies...
Cerrar

Este sitio utiliza cookies y analíticas de dispositivos para darte la mejor comunicación y experiencia posible. Al cerrar este aviso, aceptas nuestro uso de cookies y análisis.
Obtén más información aquí.